Noticias

Terminamos nuestro recorrido por los nominados a Vino Revelación Guía Peñín 2021 con un grande, y lo hacemos sin abandonar la isla de Tenerife, donde estuvimos recientemente visitando el nominado Tierra Fundida 1/1 2017 de la bodega Vinos en Tandem.

Existen proyectos que, a pesar de sus reducidas dimensiones, están predestinados a hacer grandes cosas, y nuestro siguiente nominado al Premio Vino Revelación Guía Peñín 2021 creemos que es uno de ellos. No es novedad que los vinos de las Islas Canarias tienen la capacidad de alcanzar una singularidad especial. Algunos de sus vinos se han convertido por derecho propio en un valor para todos aquellos que buscan elaboraciones diferentes y locales en un mundo tendente a la uniformidad y globalidad. Nos dirigimos a la isla de Tenerife, allí hemos presenciado el nacimiento de una nueva bodega y un nuevo vino.

En la cabeza de muchos consumidores de vino el dibujo de Priorat es el de una tierra de tintos, de excelentes vinos tintos. Mentalmente casi podemos palpar la opulencia de esos vinos de color profundo, grado alcohólico alto y botella pesada. Esta idea no sería del todo errónea si hablásemos del Priorat del siglo XX, sin embargo, de un tiempo a esta parte, Priorat se ha ido ensanchando y ha ido trabajando no solo en vinos tintos de otros perfiles, sino también en la elaboración de vinos blancos, como el que hoy les traemos  y que se ha ganado la nominación al premio al Vino Revelación Guía Peñín 2021.

Les presentamos nuestro siguiente nominado a vino Revelación Guía Peñín 2021, Pepe Mendoza Giró de Abargues 2018. Lo más relevante del vino viene, como siempre, de su cata, que es una de las razones que le ha traído directamente aquí. Lo que más nos sedujo de él es su expresión terrosa y su elegancia. Se trata de un vino de color brillante y con aromas muy raciales. Es un vino diferente, con personalidad, silvestre y con un sutil matiz herbal. Históricamente la variedad giró ha sido confundida con la garnacha, sin embargo, recientes estudios de ADN han demostrado que no es así. Lo que su creador nos ha traído a la copa es una demostración viva del carácter singular de la uva giró, no de la garnacha, perfectamente representada por su terruño.

Hay vinos que, más allá de su calidad, y el siguiente nominado la tiene de sobra, son especialmente significativos por lo que suponen y representan. Nuestro siguiente aspirante a Vino Revelación Guía Peñín 2021 es uno de ellos, Las Loberas 2018. Se trata de un vino que representa muchas cosas, además de ser un fiel reflejo de un paraje muy representativo. La viña de la que nace se encuentra dentro de la recién creada D.O.P. Cebreros, concretamente en la Sierra de Gredos, el dorado vitícola de este rincón abulense, que tantos deseos ha despertado en zonas productoras vecinas.