Noticias

Although we are still locked up in our homes, nothing keeps us from mentally travelling to other places, so today we are going to take a little trip around an interesting wine-growing area of Catalonia. This is a place that perhaps, only perhaps, is not a trend for many trigger-happy instagrammers today, as many of the varieties that are giving them such good results are not necessarily their own. Although they also have a good handful of more "local" grapes.

Aunque seguimos encerrados en nuestros hogares, nada nos impide viajar mentalmente a otros lugares, así que hoy haremos un pequeño viaje por una interesante zona vitícola de Cataluña. Se trata de un lugar que quizá, y sólo quizá, no sea a día de hoy tendencia para muchos instagramers de gatillo fácil, ya que muchas de las variedades que les están dando tan buenos resultados no son necesariamente propias. Aunque también posean un buen puñado de uvas más “locales”.

Who hasn't wondered at some point if they should use a decanter with a wine? Should I keep it there for a while? Should I serve it now? The decanter is an eye-catching object in its own right, one that attracts attention at the table. It even gives the feeling that all the wine inside it will be good. But is it a useful and necessary object to improve the wine?

¿Quién no se ha preguntado en un momento dado si debe o no pasar un vino por un decantador? ¿Lo debo mantener allí cierto tiempo? ¿Lo sirvo ya? El decantador es, por derecho propio, un objeto vistoso, de los que llaman la atención en la mesa. Da incluso la sensación de que todo vino que se encuentra en su interior será bueno. Pero ¿es un objeto útil y necesario para que mejore el vino?

Ya hemos cumplido algo más de una semana de cautiverio oficial, algunos llevan desde la suspensión de los colegios el pasado 11 de marzo y estamos asistiendo a un fenómeno que está sacando lo mejor de nosotros mismos como sociedad. Hoy vamos a escribir sobre las cosas bonitas que están ocurriendo en esta surreal situación.